La agonizante situación de la danza en España

Rafael Esteban repasa esta semana en El Cultural, los desastrosos datos sobre espectadores de danza mostrados en el último anuario de la SGAE referidos al 2012 Enlace al artículo de El Cultural. La evidencia de los datos no deja espacio para el optimismo y el diagnóstico del Secretario de la Fundación de la SGAE Francisco Galindo: “la danza en España está en trance de desaparición” contextualizada en la danza profesional representada en espacios escénicos, para un público que paga su localidad, asusta por obvia.

Pero como ya hemos apuntado desde esta Asociación, ni la estadística pelada ni la excusa del “no nos comprenden” de algunos, es suficiente para entender el descalabro. Además de los atributos que estipula José Carlos Martínez: «Dedicación, trabajo y disciplina» se podría analizar las razones por las que el público español no acude a ciertos espectáculos de danza aunque le regalen las entradas.

Peor aún, hace un par de semanas pude comprobar la indignación de muchos espectadores ante el sucedáneo posmoderno abominable que les sirvieron con el título “El Cascanueces”, tras abonar 35 euros por localidad. La engañifa y la falta de respeto hacia el público y, en el fondo, hacia ellos mismos, de no pocos profesionales del sector que piensan que todo vale y todo cuela, pueden explicar buena parte del desastre.

Tengo la impresión de que la cantinela sobre la búsqueda de nuevos públicos es una entelequia.
Probablemente baste con recuperar al público decepcionado.

Los enemigos del comercio – Una historia moral de la propiedad – Antonio Escohotado

los-enemigos-del-comercio-una-historia-moral-de-la-propiedad-ii-9788467037982

Poco importa como Antonio Escohotado se defina o lo encasillen, incluso confieso algún repelús respecto a sus declaraciones epatantes de antaño y ogaño, sin embargo, lo fundamental son sus sólidos argumentos, sin duda, dignos de admiración en estos tiempos de tribulación.

Es historia pero tambíen bálsamo contra el pensamiento débil y los  pajilleros mentales dogmáticos y demagogos.